Cómo reconocer y evitar la trata de personas

Texto adaptado en español de la nota escrita por Katherine Chon, asesor senior para el tema de trata de personas de la Administración de Asuntos de Niños y Familias

La Organización Internacional del Trabajo estima que existen por lo menos 21 millones de personas en el mundo que son explotadas en condiciones de esclavitud moderna, la práctica deshumanizadora de retener a otra persona en servidumbre forzosa. La trata de personas o tráfico humano afecta a la mayoría de las naciones, incluyendo Estados Unidos.

La trata de personas puede manifestarse de varias formas, y es definido por la Ley de Protección de Víctimas del Tráfico (TVPA por su sigla en inglés) así:

Trata sexual: el reclutamiento, hospedaje, transporte, provisión u obtención de una persona para actos sexuales comerciales, en los cuales el acto sexual comercial es inducido con el uso de la fuerza, fraude o coerción, o en la cual la persona inducida a llevar a cabo tal acto es menor de 18 años; y

Trata laboral: el reclutamiento, hospedaje, transporte, provisión u obtención de una persona para trabajo o servicios con el uso de la fuerza, fraude o coerción, con propósitos de atadura a servidumbre involuntaria, servidumbre por endeudamiento o esclavitud.

Cómo identificar a las víctimas

Puede ser difícil diferenciar entre personas víctimas de trabajo laboral forzado y personas remuneradas que hacen su trabajo por cuenta propia. Sin embargo, las víctimas de la trata de personas se encuentran camufladas generalmente en las siguientes situaciones:

  • Servicios de prostitución y de acompañamiento;
  • Pornografía, desnudismo o bailes exóticos;
  • Centros de masaje;
  • Servicios sexuales promovidos en Internet o en periódicos;
  • Trabajo agrícola o en fincas;
  • Trabajos en fábricas legales o clandestinas;
  • Negocios como hoteles, salones de manicuristas o servicios de limpieza a domicilio;
  • Trabajo doméstico (limpieza, niñeras, atención a ancianos, etc. dentro de una vivienda);
  • Restaurantes, bares, o cantinas; o
  • Mendigando, haciendo comercio ambulante, o ventas de puerta en puerta.

También pueden presentar cualquiera de las señales siguientes:

  • Evidencia de ser objeto de control físico o psicológico;
  • Imposibilidad de salir de la vivienda o lugar de trabajo;
  • Imposibilidad de hablar por sí mismos o dar información personal;
  • La información es suministrada por alguien que acompaña a la persona;
  • Pérdida del control de documentos de identificación personal (tarjeta de identificación o pasaporte);
  • Tener pocas o ninguna posesión personal;
  • Deber una enorme deuda que no puede saldar; o
  • Pérdida de la sensación de tiempo o espacio, y no saber dónde está o en qué ciudad o pueblo está viviendo.

Vea los relatos y escuche los testimonios de víctimas sobrevivientes.

Ayuda para las víctimas 

Cualquier persona víctima o en peligro puede pedir ayuda al Centro Nacional de Recursos para Combatir la Trata de Personas, llamando gratis al 1-888-373-7888, disponible todos los días del año, las 24 horas del día.

También pueden enviar un mensaje de texto que diga HELP o INFO al número 233733 (BeFree).

Este servicio de ayuda gratuita recibió más de 20,000 llamadas en el 2012, incluyendo más de 1,300 llamadas directas de víctimas y sobrevivientes.

La Administración de Asuntos de Niños y Familias, encarga de esta línea de ayuda gratis, cuenta con otros programas y recursos para ayudarle a identificar y hacer coordinaciones con organizaciones locales.

Lea esta nota en inglés.

Agradecemos sus comentarios y pedimos que las conversaciones en esta página sean respetuosas. Eres completamente responsable por el contenido de tus comentarios.

No discriminamos en contra de cualquier punto de vista, pero nos reservamos el derecho de eliminar comentarios de la página si:

  • son violentos, obscenos, ofensivos, racistas o de odio
  • amenazan o difaman a alguna persona u organización
  • sugieren o promueven alguna actividad ilegal
  • alguna entidad comercial o agencia no-gubernamental hace algún tipo de pedido, anuncio o promoción
  • un mismo usuario realiza múltiples comentarios sucesivos que no sean relevantes a las discusiones en la página
  • diferentes usuarios copian y pegan un mismo comentario de manera repetida
  • contienen información personal que incluye pero no se limita a e-mails, números telefónicos, direcciones postales o números de Seguro Social

En pocas palabras, sé amable. Si tienes alguna pregunta o comentario sobre esta política, envíanos un e-mail.